martes, 20 de septiembre de 2016

ACARICIANDO EL HORIZONTE


Caminando al horizonte y buscando la verdad
sensaciones de piedras en los talones de mis pies
un banco que me ofrece un asiento
carga que descarga esta... mi espalda
entre los dedos que pisan firme... caen piedras negras

De las manos brotan polvos brillantes de colores
mi cuerpo se rinde y toma un descanso
habían pasado casi diez minutos
y aquel banco se convierte en un río... azul transparente

Ya no tengo piernas!! Grito hacia el vacío
en sirena el horizonte... me había convertido
me deshago de la blusa y con mis pechos libres
acaricio con ternura aquel bello río
que me sonríe y de repente también él... se convierte en mar

Me lanzo sin dudarlo a su hondo respirar
y así como pude caminar al horizonte
allí encontré una gran ciudad flotante
seres de todas especies y con una calma transparente
encuentro la verdad

Y me explican una y cien más veces
que la vida está llena de posibles
para almas llenas de sueños y lealtad

En aquella nueva vida fui tan feliz 
por las tardes cafecitos en la orilla
y en las noches haciendo el amor... con el mar.

Elena

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por visitar y comentar.