sábado, 9 de enero de 2016

A veces


La Vida se detiene
va y viene.
El corazón no responde
sus tic tac dejan de hablar.
Las velas se apagan
porque en tu alma es de noche.
El espejo no te mira bien
porque la mente no te comprende.
Las luces de las calles
parecen burbujas en el vientre.
La tinta de la pluma
tiembla al escribiente.
La sonrisa se borra
con el roce del viento.
Y a veces...
Me sumerjo en el fondo del mar
buscando un delfín con mi nombre.
Y a veces...
A veces me encuentro en sus ojos
de nuevo mi alma siente el Sol en la orilla.
Mis manos parecen caracolas
que navegan por mi cuerpo.
Para formar un bello collar
con el sonido de su silencio.
Porque a veces...
Solo a veces...
Me busco y no te encuentro.

Elena

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por visitar y comentar.