jueves, 20 de agosto de 2015

Alma




Cuarenta y seis años a mi lado
tantas veces tu vestido, éste mi cuerpo... cansado
déjame escucharte alma mía 
para tan sólo un ratito... apoyar mi cabeza en tu sonido.


Mis pupilas me hablan de ti... en espejos desconocidos
quiero buscarte en los más lindos lagos
para bañarme contigo y agarrarme otra vez... a tu mano.

Tan sólo un ratito... pues la conformidad me abraza
decirte alma mía... gracias por ser y estar
empujarme en los amaneceres... para seguir el camino
entenderes y aprendizajes de todo... con todos unidos.

Hoy he tatuado en mis dedos escribientes... esperanza
y dibujé en mi corazón... libertad
para seguir soñando en la Vida... y que el miedo no alimente.

Luz de mi cuerpo, amiga incondicional
eres tú... alma mía
ahora te escucho y sé que siempre
ahí estás.
Elena.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por visitar y comentar.